jueves, 26 de febrero de 2009

Trompo Alimenticio

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación

E.T.R "Carlos José Mujica"

Yaritagua - Yaracuy

El Trompo Alimenticio

Jean Marcos Delgado

Alimentación

La alimentación consiste en la obtención, preparación e ingestión de alimentos. Por el contrario, la nutrición es el conjunto de procesos fisiológicos mediante el cual los alimentos ingeridos se transforman y se asimilan, es decir, se incorporan al organismo de los seres vivos, que deben hacer conciencia (aprender) acerca de lo que ingieren, para qué lo ingieren, cuál es su utilidad, cuáles son los riesgos. Así pues, la alimentación es un acto voluntario y la nutrición es un acto involuntario. Otro concepto vinculado a la alimentación, sin ser sinónimo, es el de dieta. Por extensión, se llama alimentación al suministro de energía o materia prima necesarios para el funcionamiento de ciertas máquinas.

GRUPOS ALIMENTICIOS - GRUPOS DE ALIMENTOS -

Una Visión tradicional de los Grupos de Alimentos los ordena ordena horizontalmente, distribuyéndolos de la siguiente manera:

Grupo 1: Leche y productos lácteos

Grupo 2: Carne, productos de la pesca y huevos

Grupo 3: Verduras y frutas

Grupo 4: Alimentos feculentos (harina, pan, pastas, arroz, leguminosas, papas) y alimentos azucarados (frutos secos, azúcar, confituras, chocolates, etc.).

Grupo 5: Materias grasas

Grupo 6: Bebidas: agua, zumo de frutas, bebidas alcohólicas (vino, cerveza, sidra, etc...) y bebidas estimulantes y aromáticas (café y té).

El Trompo Alimenticio

Este trompo tiene cinco colores y una cuerda azul. Y gira que gira, intenta divulgar nuevos valores alimentarios entre la población venezolana.

El Instituto Nacional de Nutrición creó el trompo para orientar la dieta nacional según los hábitos de consumos autóctonos, la producción del campo venezolano y la política agroalimentaria del Gobierno. Marilyn Di Luca, directora ejecutiva del INN, explicó que la idea es utilizar las franjas para incorporar los grupos de alimentos según la importancia que deben tener en la mesa diaria. Otra intención es sustituir la tan difundida pirámide alimenticia "que, por ser de Estados Unidos, deja fuera a muchos de nuestros alimentos".

Así, en el tope del trompo y ocupando la franja más gruesa, están los granos, cereales como arroz, trigo (en pasta solamente) y maíz (crudo y en arepa), además de casabe, yuca cruda, papa, ñame y plátano. "De ese grupo, deben consumirse seis porciones al día. Puede ser un cuarto de plátano o una taza de granos o cereales", explica.

La segunda franja más importante es la de verduras y frutas. De ellas hay que consumir cinco raciones. "Uno de los problemas es que el venezolano consume pocos vegetales y frutas. Prefiere, por ejemplo, el refresco que el jugo, a pesar de que resulta más costoso y menos alimenticio". El trompo resalta, entre otras, piña, cambur, patilla, lechosa, parchita, melón, mandarina, coco, lechuga, guayaba, pimentón, repollo, auyama, berenjena, calabacín, tomate, remolacha, vainita y zanahoria.

Siguen las carnes rojas y blancas, huevos y lácteos. De esta franja, según el INN, se deben consumir tres porciones. Dice Di Luca que otras combinaciones aportan los mismos nutrientes que un trozo de carne roja. "Arroz y caraota equivale a un bistec y sin la grasa", dice.

En la base del trompo, compartiendo la franja más pequeña están las grasas (frituras) y lo dulce como azúcar, miel y papelón, entendiéndolos como chucherías y refrescos. De esos, lo ideal es una porción al día.

La cuerda del trompo es azul. "Es el agua que debe estar presente todo el día", asegura la funcionaria.

Explica Di Luca que, según cifras gubernamentales, 90% de la población come tres veces al día, porque accede a más alimentos: "En 2007 se repartieron 1,5 millones de toneladas de productos. En Venezuela, el problema no es falta de nutrición, sino malos hábitos. Ha aumentado la obesidad incluso en los niños y esto se debe, también, a la falta de ejercicios físicos".



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada